miércoles, diciembre 24, 2008

Inéditos

Luis envuelve regalos de navidad, Francisco cuenta las horas para salir del mall, Eli elige un regalo para su hijo, Pepe va al supermercado de la esquina a elegir un postre para la noche, Nicolás mira el árbol de navidad, Marcela esconde sus paquetes de los niños, la abuela Claudia otro año regalará algo especial, Hernán solo piensa en dinero, Teresa cómo lo ira a decir, Ignacio reclama por un pan de pascua hediondo.

Es que al menos un día al año todos somos iguales
y somos más felices, y es tan posible

Feliz Navidad

Vacio

He vivido sin intensión lo que más odio del mundo
y no tengo opción de elegir, no tengo opción de llorar
Y mientras exista la manera de seguir en el camino que todos siguen
estaré sola por un buen rato, miraré montañas, sacaré una flor, amaré todo lo que nadie ama y miraré con desprecio, sin miedo a ser distinta, todo aquello que me rodea.

Limpiaré mis manos del espacio mundano
giraré en circulos hasta verme solo a mi

miércoles, octubre 08, 2008

En mi caballo de palo (8)

Cuando quiero recordarte tomo mi domo y lo agito fuertemente. Es como si esa hermosa cúpula guardara mis mejores recuerdos contigo, desde afuera que el alma se agita dentro.
Cuando me lo regalaste, no dudaste en posarme dentro, sabías que vivo como en un sueño verde, que a veces se que entiendes. Cuando me lo regaste fue como posar en mis manos tu mejor dedicación para hacerme entender que me paseas de tu mano.

Antes de entrar, tomo un ramo de flores y monto ese caballo hermosamente adornado, lo galopo sin cesar mientras caen tantos brillos como besos en el cielo, y no se porque lloró cada vez que recuerdo tu nombre, pero me veo reflejada en el cristal y si, mi imagen es triste sin ti.
Cuando monto ese hermoso caballo blanco, me ves desde afuera con fuerza, sin cesar, que ese caballo de palo no para, y mi vestido blanco con ese escote que sueles cuestionar, se alza en el tiempo esperando que la melodía más dulce alcance nuestra hermosa composición, para que mueran de envida todos los instrumentos musicales y las formas mas curiosas de vida.

viernes, octubre 03, 2008

Mi plaza un día viernes

Posted by Picasa

Inéditos

Francisca mueve el carro del supermercado de forma brusca, María recláma por el jugo que no le han servido, Alejandro envuelve un regalo en la aduana, Pedro despierta con la cama desecha y una culpa tremenda por la noche anterior, Anaí tiene miedo de no encontrar el lugar donde lo vió la última vez, Fernando es el sujeto que todos habían buscado, la abuela de Mercedes toma las clases de salsa que siempre había querido, Susana trota como todos los viernes.

Soy todo

Tengo el poder de transformarme en lo que quiera, en la fuente, en un musgo, en paz.
Cada vez que ejecuto mis deseos, la naturaleza humana es invisible ante mi inmensidad,
corro sin pies, soy nada y lo soy todo.
En mis paisajes no le temo a nada ni a nadie, veo un verde natural y un sin fin de colores tibios.

A veces quiero compartir todo esto que llevo adentro, pero nadie entiende de lo que estoy compuesta, es que tambien me he dejado de mostrar.

jueves, marzo 27, 2008


¿Hagamos una pausa?

Es como si los cambios, la tristeza y las raras circunstancia me hayan absorbido las palabras, como si mi cuerpo retuviera en mi la retórica de mi alma...necesitan quedarse para reparar misterios y construir consuelos...A veces mi cuerpo ocupa esta curiosa defensa personal, a veces no quiere compartir con el universo lo que llevo dentro...es un pequeño descanso, una pausa... Las palabras no quieren salir de acá!!
Creeme, en todo caso ha dado resultado.

martes, marzo 04, 2008

He vuelto y no me encuentro

Ojala pudiera sentirme alguna vez hermosa, poder cerrar los ojos y no sentir tu nostalgia esfumante. Si me abrazases fuerte quizás podría sentir con blancura tu agradecimiento de existir para ti. Tengo lágrimas en todo mi cuerpo retorcido y el viento no se cansa de moverme.
¿Por qué crees que te lo mereces? mi entrega no esta en ninguna búsqueda sincera que hayas hecho, ahora estoy parada como un regalo cansado, como una navidad sin luces, como este verano seco. Esto no debía ser así.
A veces me pierdes tantas veces que no se lo que tengo, he bailado tantos lentos sola que ya no escucho la música y sus sonrisas.
Estoy acá como una montaña lila y desgastada, tengo mis cabellos largos y secos que se acoplan a la tierra, mis manos duermen y posan mi cuerpo inclinado y triste contra la naturaleza muerta de fondo árido. No creo ser amada por algo real si no hasta el momento en que no existo. Mi lucha ya no tiene bandera, es un tiempo donde brotan con ardor los sueños, las esporas, mi quimera.
Tengo tantos defectos como estrellas y es seguro que poco soy, sin embargo mi alma es sincera y letrada, ama lo que ama y sabe adorar. Eso se nota porque existe y porque no existe otra forma de amar. Esa formula universal es mi respaldo de que lo veo es cierto: el amor propio de nada vale si no podemos entregar más que lo fácil, es transformarse en una hiedra que nunca muere, siempre crece y no florece porque con su verde se conforma. Ojalá alguien me tocara de verdad y me diera una corona de flores, un cáliz de agua y un bastón de madera; quiziera ser princesa, sentirme hermosa de verdad aunque sea una vez.