miércoles, octubre 08, 2008

En mi caballo de palo (8)

Cuando quiero recordarte tomo mi domo y lo agito fuertemente. Es como si esa hermosa cúpula guardara mis mejores recuerdos contigo, desde afuera que el alma se agita dentro.
Cuando me lo regalaste, no dudaste en posarme dentro, sabías que vivo como en un sueño verde, que a veces se que entiendes. Cuando me lo regaste fue como posar en mis manos tu mejor dedicación para hacerme entender que me paseas de tu mano.

Antes de entrar, tomo un ramo de flores y monto ese caballo hermosamente adornado, lo galopo sin cesar mientras caen tantos brillos como besos en el cielo, y no se porque lloró cada vez que recuerdo tu nombre, pero me veo reflejada en el cristal y si, mi imagen es triste sin ti.
Cuando monto ese hermoso caballo blanco, me ves desde afuera con fuerza, sin cesar, que ese caballo de palo no para, y mi vestido blanco con ese escote que sueles cuestionar, se alza en el tiempo esperando que la melodía más dulce alcance nuestra hermosa composición, para que mueran de envida todos los instrumentos musicales y las formas mas curiosas de vida.

viernes, octubre 03, 2008

Mi plaza un día viernes

Posted by Picasa

Inéditos

Francisca mueve el carro del supermercado de forma brusca, María recláma por el jugo que no le han servido, Alejandro envuelve un regalo en la aduana, Pedro despierta con la cama desecha y una culpa tremenda por la noche anterior, Anaí tiene miedo de no encontrar el lugar donde lo vió la última vez, Fernando es el sujeto que todos habían buscado, la abuela de Mercedes toma las clases de salsa que siempre había querido, Susana trota como todos los viernes.

Soy todo

Tengo el poder de transformarme en lo que quiera, en la fuente, en un musgo, en paz.
Cada vez que ejecuto mis deseos, la naturaleza humana es invisible ante mi inmensidad,
corro sin pies, soy nada y lo soy todo.
En mis paisajes no le temo a nada ni a nadie, veo un verde natural y un sin fin de colores tibios.

A veces quiero compartir todo esto que llevo adentro, pero nadie entiende de lo que estoy compuesta, es que tambien me he dejado de mostrar.