jueves, febrero 26, 2009

Luna Nueva

He tenido duramente que pensar el cómo reconocerme de forma adecuada, ha llegado el momento de sacar mi caparazón por un rato para manifestar mi plena verdad: soy una romántica de aquellas. 

La verdad surgió en un instante, cuando sin nada que hacer me detuve frente al libro de una amiga. De cierta forma, después de devorarme sus paginas, me vi reflejada en el personaje principal: Bella de "Crepúsculo", una adolescente en pleno descubrimiento de la vida, y aunque el libro está mal escrito, tiene psicologías y diálogos bien logrados que me gustaron de sobremanera.

Ahora por culpa de aquel empastado, me siento atormentada y completamente tocada, espero demasiadas cosas de un bosque, de un pueblo pequeño y de un chupa sangre reprimido y civilizado, lograr sentir que toda la bondad acumulada en un siglo de vida sean derramadas sobre mí.

Me gustó volver a sentirme como una adolescente, y ¡si! ¡espero cosas del mundo y lo mejor de todas las cosas para mi!