lunes, julio 25, 2011

Confusión

Hoy, en pleno y crudo invierno, por estar enferma y no poder pasear a mi Goff, me paré en la puerta y lo dejé salir a correr. Ahí parada sin moverme, débil por enfermedad, sentí un zumbido fuerte y perpicaz encima de mi cabeza, pura energía que en un segundo se posó frente a mis ojos y se quedó flotando en el aire. Me miro a los ojos y se quedó lo que a mi me pareció una eternidad. Brillando a en la opaca luz de las nubes me examinó y se fué. Los colibrí siempre han sido una de mis aves preferidas, y hoy uno me confundió con una flor.

lunes, julio 11, 2011