domingo, enero 15, 2012

Reencarnación

A veces creo que los perros son la reencarnación de zapateros frustrados...