martes, noviembre 26, 2013

¿Y si Dios fuera mujer?

Leí esa pregunta por ahí y ahora reflexiono ¿y si Dios fuera mujer? ¿si Cristo humano hubiera sido una mujer en nuestra historia?.
Si en vez de vender cruces con un hombre colgado se viera una mujer con pechos al aire sacrificada y golpeada. 

Imagina miles y miles de caras e interpretaciones femeninas; desnudos, pelos largos y flores llenando los templos que hoy son habitados por un "agringado" jesús nazareno y una fuerza masculina presente en todos los simbolismos. 
Qué pasaría si hubieran millones y millones de mujeres dibujadas e interpretadas en todas las religiones, se colgaran figuras en género femenino en el auto, el buda fuera una gordita oriental, las paredes de catedrales sólo estuvieran con mujeres, que los ángeles fueran solo hombrecitos con alas y que el "virgen", ese papel secundario dejado a un esclavo matrimonial, fuera un hombre. 
Qué pasaría si esta fuerza masculina, una cultura machista que permeable aún de generación en generación, fuera en realidad millones de mujeres, un imperio donde la pechuga y el vientre materno gobernara sobre todo y todos nosotros.

Ahora imaginar tu mundo actual. Un mundo donde la menstruación es igual de genial que hablar de la masturbación masculina. Imagina un mundo donde una mujer gana más dinero, por ejemplo, por sólo estar embarazada. Imagina un mundo donde habláramos en femenino, en vez de decir "el hombre sobre la tierra" dijéramos "la mujer sobre la tierra"; dijéramos "todas nosotras" y no "nosotros" .

Sabes, ni yo me lo puedo imaginar bien. Y en realidad, todo esto lo escribo porque no puedo plantearme cómo debe ser vivir en este mundo que describo, por el simple hecho que hoy, ni en ejercicio, puedo imaginar lo que debe sentir un hombre por el sólo hecho de serlo. No me imagino ser un hombre en el mundo que me tocó vivir, no me puedo imaginar crecer en este imperio de testosterona donde se te valida por, azarosamente nacer con algo entre las piernas. Es un mundo tan masculino y configurado en esa dinámica que los mismos hombres no pueden entender que tan así es todo lo que nos rodea.

Si eres hombre y lees esto, piensa si todo fuera al revés.
Nuestro mundo es tremendamente masculino, violentamente poco femenino.




lunes, noviembre 25, 2013

De vez en cuando la alegría
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme que está ahí esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme cara al techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas.


Benedetti<3 span="">